Vidas para vivirlas

Miguel A. Delgado
TESLA Y LA CONSPIRACIÓN DE LA LUZ
Ed. Destino, 2014
428 páginas

Elisabet Riera
VIDAS GLORIOSAS
Ed. FCE, 2014
222 páginas

Nada extraño que en tiempos de desolación y desencanto por el proceder humano surjan libros sobre vidas apasionadas y apasionantes, sobre esas gentes que no supieron quedarse en casa a verlas venir. El ovetense Miguel A. Delgado (1971) es, por ejemplo, gran especialista en la vida y obra del austrohúngaro (hoy diríamos serbocroata) Nikola Tesla y, no contento con comisariar la exposición que se acaba de abrir en Madrid, ha tenido arrestos para escribir una novela donde pudiese volcar lo que en su imaginación quedó tras tanto tiempo de estudiar al personaje, metiendo en sus páginas ciencia, ciencia ficción, conspiraciones, personajes reales y otros basados en hechos reales, acción, trama densa, mensajeros que reparten los envíos desplazándose por el aire del Nueva York de 1931, una inquietante y mayúscula Aurora, las disquisiciones entre la poco útil e ineficaz corriente continua (que defendía Edison) frente a la hoy triunfante corriente alterna (la gran creación de Tesla), envidias y traiciones… todo alrededor de un tipo a quien debemos que funcionen gran parte de los electrodomésticos caseros, pero que acabó muriendo en una habitación de hotel, sin apenas un centavo, cuando pudo tenerlo todo. No se convirtió en el héroe nacional, en la gran figura mundial entre los científicos que pudo ser (como su adversario): suena a muy dicho, pero Tesla acabó siendo víctima de sí mismo, su carácter fue su destino. Eso es Tesla o la conspiración de la luz. Autores como Auster o Pynchon o Jarmusch quedaron subyugados, ellos sí, por este hombre que quiso cambiar el mundo, literalmente. Miguel A. Delgado construye su novela «como si» algunos de los inventos de Tesla ya hubiesen sido puestos en práctica con éxito y cotidiniedad por entonces, lo que da al lector una apariencia de extrañeza, de ese «qué me está contando» que solo llama la atención en las primeras páginas, pues luego ya se familiariza cualquiera con ese protagonista (que no es Tesla) que, de rebote, nos cuenta la historia del gran hombre (y de los banqueros Morgan y de otros que lo rodearon, envidiaron, ayudaron o provocaron su ruina) a base de mucha trepidación, sustos, intrigas, amores y todo lo que debe tener esa novela de aventuras que parece querer volver a las librerías para el público que guste de ellas. (Hago esta última salvedad para salvaguardar al lector que aspire a experimentalismos formales: no los va a encontrar). Una historia que se lee muy bien, nada cansa (ni siquiera las anestilizadas concesiones al género en el que se mueve) y, una vez más, nos hace maldecir a quienes vimos cómo la separación entre letras y ciencias con que nos amargó el bachillerato nos priva del franco disfrute de tan sorprendentes hallazgos como aquí se relatan (en un tono que entiende el profano, quiero decir) debidos a científicos que, fieramente humanos, se las traían tiesas tantas veces.
Vidas gloriosas se titula precisamente el libro de la periodista y editora Elisabet Riera (Barcelona, 1973) y también abraza a esos seres que, insisto, no supieron quedarse en casa y se vieron arrastrados por su deseo de totalizar la existencia. No es muy de mi gusto el tono (esa especia de inmiscuirse el narrador en la mente del biografiado, esa cadencia condescendiente que resulta: fallo mío) pero funcionan bien para las tardes pesadas del invierno estos apuntes sobre los momentos gloriosos de quienes se aventuraron en las arenas del desierto a ver qué pasaba allí, de quienes escribieron al borde de los límites permitidos o asumidos (Raymond Roussel, Jarry…), de esa decena de mujeres a las que se dedica la tercera parte del libro. Nada que objetar salvo ese tonillo, solo achacable su rechine a la quisquillosidad de quien esto firma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s