El deudor acreedor

Pienso y deseo elevar a la Real Academia Española una petición. Hela aquí: suprímanse en el próximo Diccionario las palabras «protestar», «reprender» y «reclamar», así como sus sinónimos, por hallarse de todo punto muertas y enterradas por los hablantes hispanos. Todas ellas deben encuadrarse a partir de ahora en el término «informar». Paso a explicarme.
Estudiábase antes una cosa sinforosa llamada «prosodia», que, si quieren, puedo definir en plan lingüista posmoderno, pero acaso mejor la recuerdo en lenguaje del común. Era la prosodia el arte del bien entonar y pronunciar, de la adecuada velocidad en el habla, que cumplía una función clave para interpretar la emoción que el interlocutor deseaba tansmitir. Hoy, al diablo con la prosodia, se acabó. El vocerío destemplado y el «tuit», o sea, las dos formas posmodernas de comunicarse, le han dado matarile. De manera que cuando uno intenta «protestar», «reprender» o «reclamar» suele el prójimo entender que se le está «informando». A no ser que se le menten los muertos, que se le atribuya a su madre el ejercicio de actividad venérea retribuida, que se le tilde de sujeto pasivo de infidelidades conyugales (y todo ello a grandes voces o en 140 caracteres), nadie entiende la protesta, la reprensión o la reclamación. Por el contrario, crre que se le está informando, que la cosa no va con él. Si una profesora cita a la mamá o al papá para protestar, para «expresar su oposición» a la actitud de un alumno disruptivo («disruptivo» es como hoy se llama al antiguo «gamberro»), lo más probable es que el progenitor piense que se trata de una charleta informativa entre coleguitas. Es habitual que responda: «Ay, sí, qué razón tienes, tía. Es que, oyes, a mí me pasa lo mismo. No puedo con él, fíjate. Un día de estos le voy a quitar el móvil». No percibe la protesta, percibe tan solo que se le está dando noticia de un hecho susceptible de ser comentado. Si un paciente reclama («pide con derecho») al responsable sanitario una explicación sobre por qué lleva tres horas esperando consulta, acostumbra ocurrir que le espeten: «Uy, sí, está todo fatal. El otro día me tuvieron a mí toda la mañana en la cola para sacar las entradas del concierto ese de ópera musical. Qué me vas a contar». No percibe la reclamación, percibe tan solo que se le está dando noticia de un hecho susceptible de ser comentado. Ayer, debí volver a la tienda para reprender («corregir desaprobando lo que ha dicho o hecho») a quien me había vendido un humidificador, ya que, de haber seguido las instrucciones de uso del aparato que me había facilitado, habría metido fuego a todo el edificio, al mezclar agua con corriente eléctrica. «A mí me pasa siempre con los electrodomésticos, me armo un lío que te cagas con las instrucciones, qué risa, me meo. ¿Y has conseguido solucionarlo?», me repuso.
Nadie escucha, si acaso oye. Nadie interpreta los mensajes, si acaso los traduce a enunciados informativos. Estoy por pensar que si le digo a alguien «botarate» hasta entiende que le halago y le estoy llamando «patrón de yate» o algún otro término marinero. Y, ya muy en serio, quiero protestar con toda viveza por esa corrupción del lenguaje: informar no es lo mismo que reclamar, que reprender. A veces se informa, pero otras se exige o amonesta. Que la Gran Estafa llamada «crisis» nos haya vaciado los bolsillos, indigna. Que, además, nos quiera vaciar la mente, no lo voy a tolerar. Porque, no hace mucho, le pedí a un docto profesor de nuestra universidad que me devolviese cien euros que le había prestado seis meses atrás. Bien oiréis lo que me contestó: «No hay vergüenza, la gente tiene mucha cara. Qué cosas. Por cierto y a cuento de eso que me informas: ¿tú no me debías una pasta que te presté hace medio año?»

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s