De animales y familias

Pepe Monteserín
BENDICE ESTOS ANIMALES QUE VAMOS A RECIBIR
Ed. Trea, 2014
492 páginas

Javier García Cellino
LA ESCUELA DEL ITALIANO
Ediciones Oblicuas, 2014
162 páginas

No da este crítico abasto a facilitar siquiera noticia de los libros que le envían autores asturianos amigos, conocidos o saludados, tal es su florecimiento. Entre columnistas estupendos con que aquí contamos y prosistas más en largo que sumamos tal parece que esta crisis estafadora ha excitado al prójimo querido a escribir más y filmar menos. Papel, lápiz y un editor que confíe en uno bastan. O patrocinadores, como el Colegio Oficial de Veterinarios del Principado de Asturias bajo el que Pepe Monteserín se cobija para acercarnos ese título tan largo (según lo juzga su mecenas Armando Solís en las páginas liminares: responde bien Monteserín, por ejemplo, con el caso de lo que para abreviar llamamos Robinson Crusoe) de Bendice estos animales que vamos a recibir. Son “111 días de excursión e incursión, sin otro cometido que poner de relieve la labor de estos científicos que muy guapamente y a conciencia estudian el reino animal, cuidan de los bichos que lo merecen, nos defienden de unos, nos acercan a otros y procuran la mejor manera de convivencia entre todos”. Encargarle un libro a Pepe Monteserín, cronista oficial de Pravia, novelista de éxito, relatista, columnista, todoterreno de las letras, es encargar un libro a la curiosidad extrema misma. Nada de lo que es humano, animal o cosa deja de interesarle, de tal manera que lo que podría haber sido un tochete de glosas y loas a la labor veterinaria y los objetos de sus esmeros (es decir, algo que solo nos interesaría a quienes convivimos con un animal doméstico o al campo y monte se dedican) deviene en un muestrario ameno, divertidísimo, ilustrativo y prolijo (marca de la casa, no hay problema en ello) no ya sobre sobre los animales y su cuidado, sino sobre todo, y estoy por escribir Todo con mayúscula. En forma de diario, nos habla Monteserín de la amistad, las excursiones, las visitas, nos cuenta mil anécdotas, hace historia e historias, revuelve, inquiere, investiga, acopia información, la contrasta, la niega o la reivindica, saca a burros, tortugas (muchas), perros y gatos, vacas, ciudades, familia, hace un arca de Noé de casi quinientas páginas llenas de buena prosa (Pepe ya no sabe escribir mal) para deleite del curioso, sea este amante o no lo sea del animal que sea o fuere. Barroco como es, nada permite que se le escape y nada quiere dejar de contar.
Otro es el camino que toma mi cojurado en certámenes de cuentos, el langreano Javier García Cellino. También premiado, columnista también, y poeta también, y siempre con una pasión verbal por la literatura que a uno lo deja exhausto cuando se lo encuentra. Con su última novela, La escuela del Italiano, nos acerca a dos historias (a dos historias al menos) separadas en el tiempo pero que confluyen al contar una de ellas con las claves que dan sentido a la otra (o a las otras). En el prólogo, la llama Miguel Munárriz «novela de personajes» y no sé yo si estar muy de acuerdo tras haberla leído. La tengo más por novela de novelas, de arte, de lenguaje, de morosidad en el párrafo: novela clásica, si así se puede hablar, aunque pasada por los tamices de los escritores (clásicos) que ahora merecen la pena. Y cuánto es de agradecer que se nos cuenten historias y no tanta actividad literario onanística a la que parece condenarnos cierta línea posmoderna de autores que, cual Adán, piensan que con ellos comenzó el narrar. Doy, pues, noticia de ambos: para el lector que desee barroquismo o para el amante de lectura en penumbra. O elijan a los dos, tan distintos, tan complementarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s