Elogio de las gafas de sol

Casi me parto la caja (o el culo o el espinazo o como se diga ahora mismo) viendo un capítulo de la serie televisiva española “El ministerio del tiempo”. Resulta que en una secuencia, dos de los buenos conducen a un lugar secretísimo al guapo protagonista (pleonasmo) que quieren reclutar para luchar contra los malos. Acaso como mensaje subliminal de que los organismos oficiales también sufren recortes, el sitio es cochambre pura, una caca. A lo que vamos: acceden a un patio que ni las ratas considerarían homologable como vivienda, pero lleno de luz de día. O sea, es de día. O sea, hay luz diurna a tope. Pues bien, en un plano contrapicado se enfoca al bueno veterano que mira en derredor para comprobar que nadie les ha seguido, se pone raudo unas gafas de sol y entra resuelto en el edificio central. Claro está, el espectador supone (o yo supuse) que la sede de los buenos estaría inundada de luz cegadora a tope. Mas hete aquí que no, que es una sucesión de pasillos mortecinos y penumbrosos. ¿Entonces, las gafas de sol? El espectador supondría (o yo supuse) que era deseo del tipo pasar desapercibido. Nada de eso. En su ministerio era más conocido que el portero del baile de “La bombilla”: hola por aquí, buenos días por allá, qué tal señor no sé cuántos… ¿Entonces, las gafas de sol? Por fin caí en la cuenta: las gafas de sol dan prestigio y halo de misterio en la pantalla, y se las pone uno haga o no haga falta, aunque por llevarlas se corra grave riesgo de romperse la crisma.
Y ahora vamos a lo que vamos, a las elecciones que se avecinan. Siempre ayudando a los políticos profesionales, como es legendario en mi persona, voy a dar unos sabios consejos a los mitineantes, que no tomarán en cuenta, seguro, y mal harán y en las urnas serán por ello castigados. Veamos: si los mitineros mitinean en idioma autóctono, van a ganarse los votos de los tradicionalistas y amantes del terruño, de la patria o de la minipatria; también aquellos de los más radicales, nostálgicos de un paraíso perdido. Mas de ellos huirán los no hablantes de la lengua autóctona. Malo pues. En cambio, si los mitineros mitinean en español, serán tachados de centralistas, casta, reaccionarios y no sé yo si imperialistas, obteniendo así tan solo los sufragios de los medrosos a las aventuras lingüísticas. Malo también. ¿Y si mitineasen en inglés americano, lengua del vero imperio, del “dron” y las libertades? Ahí sería de ver a nuestras mujeres y a nuestros hombres de la cosa pública dándole al anglo. Pero encuentro dos dificultades: primero, que no todos los candidatos saben inglés (pobres concejales, menudo apuro soltando su “My tailor is rich” en aldeas sin “outlets”). Segundo, que no todo el público sabe inglés. Malo asimismo. Quedan las fórmulas mixtas, tipo: “Nun ye lo que pensáis, collacios; el BCE compra bonos por valor de 9.800 millones en los tres primeros días de QE; my garden is larger than that of my neighbor”. Malo porque es muy posible que el candidato candidatee en el futuro bajo las atenciones médicas de los psiquiatras de guardia en una discreta clínica.
¿Cómo hacer entonces para ganarse la voluntad del pueblo soberano y obtener escaños a maza, alcaldías y cargos a tutiplén? Muy sencillo: hagan como el actor del primer párrafo. Mitineen ustedes lo que mitineen y como lo quieran mitinear, eso poca importancia tiene pues los ciudadanos ya lo saben de memoria. Pero, nada más terminar el rollo, echen mano al bolsillo superior de la chaqueta o la camisa, saquen unas gafas de sol, colóquenselas con gesto decidido, miren intrépidos a los lados y abandonen con un ágil brinco la tarima. Eso sí que da prestigio, tío. Eso sí que es clase. Eso sí que nos va a partir la caja de risa a todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s