Menú de ensayos variados

LAS LETRAS ENTORNADAS
Fernando Aramburu
Editorial Tusquets. 2015
289 páginas

Fernando Aramburu (San Sebastián, 1959), filólogo, profesor, poeta, narrador infantil, traductor, residente en Alemania desde 1985, se dio a conocer hace casi veinte años con Fuegos con limón, novelaza en que recreaba sus aventuras juveniles (por personaje interpuesto, claro) dentro de un grupo surrealista de su ciudad y entorno. Diez años después, los relatos de Los peces de la amargura cosecharon un puñado de premios (el “Vargas Llosa NH”, el “Dulce Chacón”, el de la “Real Academia Española”) quizá por su concisión punzante y por el puñetazo a las conciencias que significaba contar como protagonistas a las víctimas de ETA. El año pasado ganó el (aún prestigioso, a pesar de ciertos vaivenes) “Biblioteca Breve” por la descacharrante Ávidas pretensiones, que cuenta un congreso anual de poetas y fauna (“Conjunto o tipo de gente caracterizada por un comportamiento común que frecuenta el mismo ambiente”, no se me vaya a enfadar nadie) semejante, novela que se lee a carcajada limpia. Como ya son más de cuatro lustros de oficio, como Aramburu ya tocó todos los palos literarios, como ya son habituales sus colaboraciones en prensa, le llegó el momento de recopilar escritos sueltos de aquí y de allá, artículos o reflexiones, ensayos breves, es decir, Las letras entornadas. Es lo que tiene empezar a ser un clásico.
Pero en lugar de presentarlos uno tras otro sin más hilazón, en lugar de que el lector se sumerja en algunos recuerdos infantiles del autor (espléndidos: “A mí me sacaron del pozo los libros y el estudio del idioma”) y salte a una loa a la tan maltratada librería “Lagun” u otra a un magnífico periodista y propagandista de libros, o a si muere o no muere la novela, o al episodio del fiacre en Madame Bovary, o a otros autores de su gusto, o a cosas que pasan por ahí… en su lugar, digo, se inventa un truco (un truco que no sé si me gusta demasiado: manías mías, sin duda). Se trata de que “Aramburu” se encuentra un día a la semana con “el Viejo”; se sientan a charlar, disienten y ríen, beben estupendos vinos cuyas marcas se indican (los enólogos tienen ahí materia de discusión, si quisieren), y charlan hasta que en un punto “Aramburu” le lee unos de los textos (un capítulo) al “Viejo”. Uso las comillas por no develar la sorpresa de la página 289: quien a ella llegue verá el porqué. Prosa pausada, en lento y magnífico español, en una demostración palmaria de que se las ve Aramburu (ya sin comillas) con un idioma perfecto para expresar a las claras y de suave modo lo que quiere decir. Que se le entiende muy bien, que es casi un ejercicio de retórica contra la afectación. Incluso en su defensa del Quijote cuando se mete con o contra los críticos tan posmodernos que pululan por blogs y prensa (algo cada vez más frecuente: la rebelión del autor): “¡Las lecciones acerca del arte de escribir novelas que habrían endosado a Cervan¬tes los reseñistas de los periódicos en caso de haberse pu¬blicado el Quijote en nuestros días! Que si el gazapo del burro de Sancho demuestra impericia; que si el editor debió atajar el desorden de nombres de la mujer del escudero; que si en la primera parte hay historias mal encaja¬das que rompen el ritmo de la narración y la alargan inútilmente; que si sobran discursos; que si la locura del protagonista adolece de simplismo; que si Cide Hamete Benengeli cumple a rachas la función justificadora para la que parece haber sido creado; que si la estructura del re¬lato es monótona, previsible desde las primeras páginas; que si los episodios resultan inverosímiles y los parlamen¬tos, tediosos; que si el libro ganaría en interés si lo despo¬jaran de doscientas o trescientas páginas (…), que si La Galatea estaba mejor resuelta y el Persiles mejor redactado; que si este Quijote charlatán y caricatu¬resco se le ha ido claramente de las manos al novelista, etcétera.” Claro y enjundioso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s