Los deprimidos no estrellan aviones

Una vez digerido a duras penas el horror que representan la agonía y muerte simultáneas de 150 personas en el avión que pilotaba Andreas Lubitz; una vez que parece haberse dicho todo al respecto; una vez conocida la versión oficial, no me resulta ocioso trasladar a estas líneas la inquietud con que he leído y escuchado cómo se contaba en los medios y redes ese tremendo espanto. En efecto, aparecían muy cerca el nombre del criminal y las expresiones “tratamiento psiquiátrico” y “depresión”. Digo “criminal” porque tal es la “acción voluntaria de matar o herir gravemente a alguien”. Lubitz se encerró en la cabina con la puerta bloqueada; se había informado sobre los mecanismos necesarios para conseguirlo; ocultó sus partes médicos… tenía voluntad de hacer lo que hizo. Y digo que la cercanía con la que aparecen en los mensajes periodísticos y policiales “tratamiento psiquiátrico” y “depresión” junto al apellido “Lubitz” está llevando a tantos y a tontos a demonizar (¡una vez más!) que un enfermo acuda al psiquiatra, pues se hacen la siguiente y peligrosísima y falsa construcción gramatical y, por tanto, de pensamiento: “El copiloto estrelló el avión porque estaba deprimido y a tratamiento psiquiátrico”.
Veamos. Escribe William Styron en su ya clásico libro sobre la depresión (“Esa visible oscuridad”) que, en las fases más críticas de su mal, solo deseaba tener fuerzas para salir de la cama y arrojarse bajo uno de los camiones que oía pasar por la carretera cercana, aunque se le antojaba tarea titánica moverse un palmo siquiera de su yacente apagón total. Si uno está deprimido de verdad (y no triste, frustrado, resentido, temeroso, aterrorizado, bajo de ánimo: deprimido de verdad), baja las persianas, se abandona y, desde luego, no pilota un avión. Si hay engaño a los médicos y no se sigue su terapia ni se observa la medicación correspondiente, no se está “a tratamiento psiquiátrico” sino que se está de paripé. Y si lo que uno pretende es quitarse de en medio sabiendo que va a matar también a 150 semejantes, no estamos ante alguien con depresión, estamos ante un psicópata cuya determinación está muy lejos de lo que estaría si hubiese seguido un adecuado tratamiento psiquiátrico. Cuidado, pues, con el lenguaje.
“El copiloto estrelló el avión porque estaba deprimido y a tratamiento psiquiátrico”, así expresada, es una construcción que en gramática se llama “causal del enunciado”. “Llueve porque esta zona está cerca de la montaña”; “Pepita y Manolita están feas porque sacan la lengua” afirman que la cercanía de la montaña favorece el hecho de que llueva, y que mostrar la lengua al prójimo provoca un rictus muy desagradable en la cara. Por lo tanto, si escribimos que “Lubitz estrelló el avión porque estaba deprimido y a tratamiento psiquiátrico” estamos diciendo que la depresión incita a estrellar aviones, lo cual no hace falta decir que es más falso que Judas amén de idiota. Por el contrario, añadiendo una modesta coma y cambiando la entonación con que lo pronunciamos tendríamos “Lubitz estrelló el avión, porque estaba deprimido y a tratamiento psiquiátrico”, es decir, una “causal de la enunciación”, como “Llueve, porque la gente lleva paraguas” o “Estos deben de ser íntimos, porque están todo el día juntos”. En ellas, no se justifica el hecho que se aduce, sino la deducción que realiza el hablante. Por lo tanto, si escribimos que “Lubitz estrelló el avión, porque estaba deprimido y a tratamiento psiquiátrico”, estamos deduciendo, estamos sacando conclusiones por nuestra cuenta… tan falsas como la anterior. “Psicopatía” es la “anomalía psíquica por obra de la cual, a pesar de la integridad de las funciones perceptivas y mentales, se halla patológicamente alterada la conducta social del individuo que la padece”. ¿Qué tal un “Lubitz estrelló el avión porque era un psicópata” para así decir la verdad y erradicar ese estigma que pesa como cemento sobre quienes, sintiéndose apresados en el malestar mental, deciden, con muy buen juicio, acudir al especialista y ponerse manos a la obra para salir del túnel?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s