El guía del guía

 

 

UNA HISTORIA NATURAL DE LA CURIOSIDAD

Alberto Manguel

Trad. Eduardo Hojman

Ed. Alianza Literaria, 2015

544 páginas

Llevo casi dos meses positivamente atascado en la lectura del último libro de Alberto Manguel (Buenos Aires, 1948), el hoy director de la Biblioteca Nacional argentina, editor, escritor de ficción, traductor, conferenciante, ensayista, lector para el Borges ciego, y de un saber que acongoja y enaltece a la vez, vertido en medio centenar de obras hasta la fecha. No debe engañarnos el título, pues el original, escrito en inglés, es simplemente Curiosity. No debe engañar tampoco que use “atascado”, pues no significa otra cosa ese adjetivo que “pertinaz, obstinado, terco”. Terminé de leerlo tras esfuerzo pertinaz, obstinación total y terquedad militante, y no porque poco me interesase sino por la razón contraria: porque nada en el mismo carece de interés, con lo cual el paso de páginas ha de hacerse con lentitud y pausas reflexivas, pues es denso, denso (“de mucho contenido o profundidad en poco espacio”) y solo lectura recomendable para quien posea una enorme curiosidad, claro, no ya por la respuesta a las decisivas preguntas que se leen en el índice, sino por la Divina Comedia de Dante, los textos canónicos hebreos, la tradición judeocristiana y árabe, o por Platón o Proust por poner nada más que dos nombres propios. (Densidad: hay 53 páginas de Notas aclaratorias, por si fuera poco la lectura de las demás).

Las preguntas que se plantea Manguel son las decisivas y cada capítulo, titulado por cada una de ellas, comienza muy ligero, con una breve historia de algún sucedido en la vida del autor: muy bien escrita y con sabor a relato redondo. Luego, la enjundia: ¿Cómo razonamos? ¿Qué hacemos aquí? ¿Qué es verdadero? ¿Por qué suceden las cosas? o ¿Qué es el lenguaje? (en cuyas apenas treinta páginas, más Notas, hube de detenerme casi una semana, pues remiten aquí y allá). Tras el cuento inicial, escrito en cursiva, y con unas adecuadísimas láminas ilustrativas, Manguel se plantea que su guía para responderlas sea Dante, quien a su vez fue guiado en su visita al más allá por Virgilio y por su amada de él. Dante guía a Manguel que, a su vez, nos guía con sapiencia arrolladora. Ejemplos: “A mediados del siglo XIII, un brillante estudiante de la Cábala, el erudito español Abrahan Abulafia (…) desarrolló, a través de experiencias extáticas, una técnica de combinación de letras y adivinación por números que llamó ‘el camino de los nombres’”. “En el siglo XVIII el rabino Najman de Breslav pudo decir…”. “En el siglo XII, el cultivado Héctor de San Víctor…”. “Hace más de quince siglos, en la India, un poeta en sánscrito y pensador religioso conocido como Bhartrihari…”. “El analista jungiano Craig Stephenson define…” Es decir, no basta haber leído a Dante para seguir a Manguel en busca de respuestas: sus citas e investigaciones asustan. (Gonzalo Torrente Ballester, en conversación privada, me descalificaba a un escritor de moda en los 80: “Es un analfabeto, me consta que no ha leído la Divina Comedia”. No sé si hoy habría que ampliar el número de analfabetos, Manguel mediante).

Pero no es acumulación de datos este libro, es sugestivo, retador, inteligente, ameno en su tanto saber o por su tanto saber. Y con buenos razonamientos: “La pregunta de cómo encontrar la cura de enfermedades mortales suscita la pregunta de cómo alimentar a una población que no deja de crecer y de envejecer; la pregunta de cómo desarrollar y proteger una sociedad igualitaria suscita la pregunta de cómo impedir la demagogia y la seducción del fascismo; la pregunta de cómo crear empleo para desarrollar la economía suscita la pregunta de cómo la creación de esos empleos puede tentarnos a ignorar el respeto a los derechos humanos y a la forma en que puede afectar al mundo natural que nos rodea; la pregunta de cómo desarrollar tecnologías que nos permitan…” (página 75, para completarlo). Curiosidad engendra curiosidad. Manguel nos invita a ese viaje sin fin o con el fin que deseemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s